El futuro de la industria de los autos eléctricos en México - Hermosillo: Design and Construction
Close

«No podemos poner el futuro en pausa», comentó el CEO de Ford cuando se le preguntó sobre el repentino crecimiento de la industria de vehículos eléctricos (VE). La era del transporte con motores eléctricos es una realidad y presenta grandes avances y aceptación a nivel mundial. Desde Europa, Asia y hasta los Estados Unidos, las naciones están implementando iniciativas de energía limpia para reducir las emisiones de carbono y el uso de combustibles fósiles.

En este momento, México se encuentra en una situación de oportunidad, ya que estamos viviendo un cambio en el cual el país puede jugar un papel importante hacia la tendencia mundial de reducir el uso de automóviles que usan combustible fósil como fuente de energía. Después de todo, México es el séptimo fabricante de vehículos más grande del mundo. En este artículo revisaremos la situación actual del país y las oportunidades de inversión durante el surgimiento y alza de los vehículos eléctricos e híbridos.

El “boom” de la industria de autos eléctricos e híbridos en México

En 2022, México fabricó 3,068,812 vehículos con tecnología eléctrica, de los cuales 47,079 fueron vendidos dentro del país (el resto fue exportado), representando 4.1% del total de autos comercializados durante ese año.

El hecho de que solo el 4.1% de las ventas totales, de este tipo de carros, se quedaran en el país puede parecer insignificante; sin embargo, representó un incremento del 61% comparado con el año 2020. Además, México también fue el mayor consumidor de vehículos eléctricos en América Latina, seguido por Brasil y Colombia.

Los vehículos electrificados más populares en México son los modelos híbridos (automóviles que combinan el sistema de combustión tradicional con el uso de baterías eléctricas). Sin embargo, los VE (vehículos que funcionan 100% con un motor eléctrico) están ganando popularidad. Según la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz), en 2020, solo el 1.8% del total de autos eléctricos registrados vendidos fueron 100% eléctricos. En 2021 esa cantidad subió al 2.4% y este último año dio un gran salto al 8.8%. Sin duda un avance considerable. 

Esta tendencia continúa en crecimiento y, de acuerdo con el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), para el 2030, México estará vendiendo 72,655 vehículos 100% eléctricos a nivel nacional. Esto representará un 2,000% más que las ventas del año pasado. Este dato muestra a México como uno de los principales actores en el crecimiento del consumo de vehículos eléctricos en Latinoamérica.

Como productor de automóviles, México está listo para recibir más inversión extranjera directa para fabricar los VE. Históricamente en la industria automotriz, nuestro país ha demostrado ser rentable y seguro para los inversionistas debido a la calidad de la fuerza laboral, posición en la cadena de valor, ubicación estratégica y alianzas internacionales.

Imagen mostrando logos sobre las empresas top en creacion de autos electricos en 2023
Empresas top para la industria de autos eléctricos en 2023.

Un cambio mundial hacia la combustión con energía verde

Las nuevas generaciones exigen un cambio radical y acciones concretas para proteger el medio ambiente, especialmente en lo referente a la industria de automóviles. Durante 2022 se alcanzó un récord de 36.600 millones de toneladas de emisiones de carbono a causa del uso de combustibles fósiles. En consecuencia, la ONU ha declarado como objetivo el reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 45% para 2030 (considerando como año base el 2010) y alcanzar emisiones netas cero para el año 2050.

Las naciones están respondiendo al llamado y tomando medidas concretas. Es un movimiento global que ya da sus primeros pasos en México. Mientras tanto, el Reino Unido tiene como objetivo prohibir la venta de vehículos de combustión para el año 2030; también para el mismo año, Bélgica prohibirá los automóviles que funcionan con diésel y para 2035, los vehículos que utilizan gasolina. A su vez, Estados Unidos, aunque menos ambicioso en sus metas para eliminar los vehículos de combustión, invertirá en la construcción de una red nacional de 500,000 estaciones de carga eléctrica, destinando unos 1,200 millones de dólares para el año 2030.

Según el consultor americano AlixPartners, la industria automotriz global planea gastar un total de 526 mil millones de dólares en vehículos eléctricos para el 2026. Entonces, ¿qué pudiera significar esto para México?

¿Qué oportunidad tiene México en esta revolución verde?

La respuesta se resume a: manufactura.

México es un fabricante por excelencia. Este fenómeno automotriz mundial significa que la demanda de piezas eléctricas estará en su punto más alto. Actualmente, China es líder en su fabricación, pero las circunstancias demuestran que México podría convertirse en  uno de los líderes de manufactura global de VE. Estas son las razones:

1. Récord de ventas en autopartes

En 2019, según datos del INEGI, las piezas de automóviles tuvieron un valor de 97,800 millones de dólares. El año siguiente, la producción mexicana de autopartes cayó a $78,400 millones debido a las restricciones de producción y consumo por cuestión de la pandemia; y el 2021 fue el año de la recuperación, ya que se llegó a un valor de $94.7 mil millones. Por otro lado, durante el 2022, México rompió récord al superar los 101,000 millones de dólares en autopartes. Se espera que esta evolución continúe a medida que crezca la demanda de componentes de VE.

2. Visión sobre vehículos eléctricos de Estados Unidos para 2030

Simultáneamente con los objetivos de desarrollo de infraestructura mencionados anteriormente, el presidente de Estados Unidos planea brindar apoyo financiero a cualquier ciudadano que adquiera un vehículo eléctrico. Se espera que este incentivo provoque un importante aumento de la demanda, la cual deberán de cumplir los fabricantes de VE y autopartes. En consecuencia, el efecto de este incentivo promoverá la ‘electrificación’ y crecimiento de la industria manufactura en México. Al final del día, nuestro país podrá ver oportunidades sustanciales en la fabricación de vehículos eléctricos, de piezas de equipo original, posventa y componentes en general.

3. El desarrollo ya comenzó

En el 2021, varias empresas multinacionales comenzaron a actualizar y ampliar sus instalaciones para respaldar el crecimiento en la fabricación de vehículos eléctricos. Por mencionar un ejemplo, Ford México ya comenzó a producir el Mustang Mach-E en su fábrica de Cuautitlán, en el Estado de México. General Motors invirtió en su planta de Ramos Arizpe para fabricar baterías y empezó a preparar su terreno para construir próximamente instalaciones para el proceso de ensamblaje de VE en este año.

Asimismo, Volkswagen ha anunciado inversiones de más de 7 millones de dólares para los próximos cinco años, enfocadas a producir vehículos con cero emisiones. Se espera que remodelen o amplíen sus plantas de fabricación en Puebla y Silao para incluir componentes VE. Y finalmente, tenemos a BMW, que comenzará a fabricar su SUV eléctrico iX3 en la  planta de San Luis Potosí.

¿Cuáles son los requisitos específicos de manufactura necesarios en las instalaciones automotrices VE?

Los contratistas no se deben quedar atrás. Hay muchos componentes particulares que este tipo de instalación requiere para tener éxito. Estos son los tres principales:

1. Fabricación de baterías. El componente más crítico para los vehículos eléctricos. Los fabricantes buscan espacios de fabricación innovadores y adaptables, que requieren consideraciones de seguridad específicas para manejar las baterías y sus componentes de manera adecuada.

2. Flexibilidad. Se requiere crear instalaciones que permitan al fabricante adaptar rápidamente el diseño de su planta para seguir siendo competitivo. El diseño debe tomar en cuenta la seguridad y el bienestar de la fuerza laboral, en todas las etapas de fabricación, hasta llegar al ensamblaje final.

3. Ensamblado sustentable. Uno de los desafíos para este tipo de instalaciones es que los inversionistas buscan plantas de fabricación sostenibles. Las instalaciones deben ser adecuadas para funcionar con energía renovable y reducir emisiones contaminantes. Del mismo modo, el proceso de construcción de la instalación debe seguir estos objetivos, asegurando desperdicios y alteraciones mínimas al medio ambiente; en muchos casos, se adopta la certificación LEED® en los proyectos.

Terminando

No podemos escapar del futuro. Las nuevas generaciones y sus futuros gobiernos se están preparando para una transición sólida hacia una energía más limpia, con el uso masivo de VE. Es momento de aprovechar al máximo la situación y trabajar enfocados en adoptar esta tendencia global. México puede convertirse en uno de los principales fabricantes de vehículos eléctricos y autopartes a nivel mundial. 

Con todo esto en mente, Hermosillo, con sus 60 años de experiencia, puede garantizar una sociedad confiable para proyectos automotrices en México. Nuestra cultura internacional orientada a los negocios y nuestra experiencia local se demuestra en los múltiples proyectos exitosos que hemos diseñado y construido para fabricantes mundiales de automóviles.

Te ayudaremos a convertir en realidad tu proyecto
Somos la opción #1 para empresas internacionales que buscan construir en México
Contáctanos